Técnicas y precauciones para pintar un techo | Pintores Ventura
inicio contenido blog

Técnicas y precauciones para pintar un techo

En Pintores Madrid sabemos que pintar el techo no es tan fácil como pintar las paredes. El riesgo de que se derrame pintura sobre el suelo es mayor. Además, los techos suelen ser atendidos con menor frecuencia que las paredes, por lo que las tareas de limpieza previas  a la pintura deberán ser más intensivas. Échale un vistazo a éstos y otros consejos en el artículo de hoy.

Empieza protegiendo todos los objetos bajo el nivel del techo, para evitar que se derrame pintura sobre ellos. Asegúrate de remover cualquier estorbo sobre la superficie del techo: restos de masilla o papel, cinta adhesiva, goma de mascar, insectos muertos, telarañas, etc.; y de rellenar todos los agujeros. Finalmente, limpia bien la superficie con algún producto capaz de remover grasa y residuos químicos, como los originados por el humo del cigarrillo.

Utiliza una cubeta para pintura de gran tamaño y buena calidad, y vierte la pintura sobre ella. No es buena idea utilizar pintura satinada o semibrillante sobre el techo, debido a que ese tipo de acabados terminan haciendo resaltar los trazos de la pintura y cualquier otra imperfección sobre la superficie.  Así que, si deseas utilizar este tipo de pintura, no dudes en contratar nuestros servicios.

Utiliza un rodillo esponjoso de mango largo, previamente enjuagado con agua caliente y debidamente secado (de esta manera absorberá mejor la pintura). En primer lugar, carga el rodillo de madera que quede “lleno” de pintura. Luego aplícalo sobre el techo, empezando por una esquina de la habitación y terminando en la opuesta. Mueve el rodillo hacia atrás y hacia delante de manera consistente.

Utiliza más pintura de la que creas necesaria y no dejes que el rodillo se seque. Si el trabajo se vuelve pesado, probablemente no estés utilizando suficiente pintura. Utiliza una emulsión con acabado mate, de la mejor calidad posible.

Alrededor de los aparatos de iluminación pinta con un cepillo. Esta opción también es indispensable si el rodillo no se adapta bien a las esquinas.

Cuando creas que ya terminaste, apártate de la zona de trabajo para asegurarte de que has cubierto toda la superficie. Si estás utilizando una emulsión con acabado mate, podrás rellenar los espacios que se te hayan pasado por alto y estos agregados pasarán desapercibidos una vez secada la pintura.

Es probable que debas repetir todo el proceso, especialmente si utilizas pintura de baja calidad.

Limpia el rodillo dejándolo durante largo tiempo bajo el chorro del grifo. O, si tu presupuesto lo permite, tíralo a la basura y compra uno nuevo. Limpiar rodillos es una tarea muy molesta, pero sólo es cuestión de paciencia. Si luego necesitas seguir utilizando el rodillo para otra área donde quieras usar el mismo color, puedes envolverlo en un par de bolsas plásticas. De esta manera, la pintura se conservará bien durante un par de días.

Mas noticias sobre: Consejos para pintar

Etiquetas:

No hay comentarios

 

Dejar un comentario

Debes aceptar la política de privacidad

Acepto las condiciones de la política de privacidad.

fin contenido blog blackberry