inicio contenido blog

Pinturas naturales para tu hogar

Si eres una persona interesada en la preservación del medio ambiente, entonces podrías pensar en utilizar pinturas naturales, a base de minerales, para pintar tu hogar. Además de ser las más amigables para el ecosistema, estas pinturas tienen características particulares en cuanto a su forma de aplicación y su practicidad. Las pinturas naturales son aquellas que se elaboran únicamente con sustancias naturales: los pigmentos están hechos de minerales y arcilla y los solventes y selladores provienen de fuentes naturales, como resinas vegetales. Pintar tu hogar con pinturas naturales brinda grandes resultados.

Las pinturas basadas en leche son una excelente opción para paredes interiores, gabinetes y muebles, a pesar de que tengan un aspecto diferente al de las pinturas habituales. Brindan un aspecto granulado con muy poco brillo, y por sí solas no son fáciles de lavar, así que es aconsejable sellarlas con una capa transparente. Las pinturas de leche vienen en polvo y debes mezclarlas con agua, en las cantidades especificadas por el fabricante. Son muy económicas además de cuidar el medio ambiente y brindar un acabado único.

Las pinturas de leche, al igual que otras pinturas naturales, pueden aplicarse utilizando rodillos y cepillos convencionales, pero los pasos a seguir son algo diferentes. En primer lugar, la pintura de leche requiere de un sustrato poroso para adherirse bien. Por ejemplo, funciona muy bien sobre madera desnuda. Si quieres utilizar pintura de leche en una superficie previamente pintada o barnizada, necesitarás utilizar una cobertura de pintura de leche especial. Mientras estés trabajando en el proyecto, tendrás que revolver la pintura cada diez minutos o más, debido a que los sólidos se depositan en el fondo después de un tiempo. La pintura de leche también se seca más rápidamente, así que tendrás que trabajar con eficiencia para mantenerla húmeda a lo largo de toda la superficie; en otras palabras, no dejes que la pintura se seque mucho de una región a otra de la pared. Tendrás que aplicar dos capas de pintura y luego una capa de sellador transparente para obtener mejores resultados. La pintura de leche brinda un acabado uniforme y lujoso, y la capa transparente añade profundidad al color y otorga un brillo suave.

Otras pinturas naturales vienen premezcladas y también son muy utilizadas, si bien no requieren de un sellador transparente como la pintura de leche. También tienden a secarse con mayor rapidez. Estas pinturas no suelen tener olor ni compuestos orgánicos volátiles. Las pinturas naturales son ideales para dormitorios, techos e incluso áreas expuestas a mucho desgaste, pero debes tener en cuenta que son diferentes a las pinturas tradicionales; los ingredientes naturales pueden crear un acabado que se deteriora gradualmente, creando un interesante aspecto añejo. También son resistentes a la humedad y el moho, y permiten a la pared respirar, de manera que pueden funcionar bien en baños y cocinas. La pintura de leche, sin embargo, debe ser sellada para mejorar su capacidad de limpieza, que sólo requiere de agua.

Si estás interesado en otorgarle a tu hogar un aspecto único y a la vez cuidar el medio ambiente, consulta a los expertos de Pintores Madrid.

Mas noticias sobre: Sin categoría

No hay comentarios

 

Dejar un comentario

Debes aceptar la política de privacidad

Acepto las condiciones de la política de privacidad.

fin contenido blog blackberry